La Corrección

detras del telon

 

Proverbios 18:19

El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte,
Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar.

Muchas heridas son causadas a hermanos y hermanas por la manera en que muchos los tratan de corregir.

La corrección a un hermano o hermana que no sea en el Espíritu de Cristo puede ser la causante de relaciones fracturadas, familias lastimadas e iglesias divididas.

En esta sesión de Detrás Del Telón te comparto 14 cosas que me han ayudado mucho en relación al tema de la corrección a hermanos.

  1. Nunca fundamente tu corrección en información de segunda mano. Esto es lo que se alega que una persona dijo o hizo. Siempre ve a la persona directamente. Oír un solo lado de la historia es una base equivocada sobre la cual corregir a alguien. En el pasado fui culpable de esto.
  2. Solo porque ves las faltas de otra persona no te da el derecho de ir a ellos y corregirlos. La habilidad de ver las faltas de otros no es ningún don. Estar buscando faltas en otros es algo que la Palabra prohíbe (Judas 1:16).
  3. Muchos son los creyentes que han sido lastimados porque alguien los corrigió en un espíritu contrario al de Cristo.
  4. Si corriges a alguien sin gracia, probablemente pierdas su amistad (Proverbios 18:19).
  5. Tu naturaleza e instinto espiritual te guiara a cómo tratar con una ofensa. Una manera es “llevar la cruz, o sufrir el agravio”. (Colosenses 3:13; Efesios 4:2; 1 Corintios 6:7; mateo 5:39). La otra forma es hablar con la persona privadamente y corregirlo en un Espíritu de mansedumbre (Gálatas 6:1; mateo 18:16). Otra es buscando un mediador que te ayude a resolver el conflicto (1 Corintios 6:1-6)
  6. En ocasiones los cristianos corrigen a otros cuando no deberían; en otras ocasiones dejan que serios problemas continúen sin traer una corrección necesaria. Ambos errores pueden destruir a otros (1 Corintios 5:1). Por ejemplo, si alguien está lastimando, oprimiendo y hablando falsamente de otra persona(as) ignorarlo siempre está mal.
  7. Si tu hermano o hermana en Cristo está haciendo algo que te incomoda (en vez de lastimarte tu o a alguien más) debes hacer todo lo posible para corregirlos.
  8. Cuando corrijas a alguien, ve a ellos en privado como Jesús enseno…”entre tú y tu hermano(a)” (Mateo 18:15). Esto cumple lo que Jesús enseno en mateo 7:12, “Asi que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas”. Ir a otras personas que no sea la que necesita corrección es solo permitido cuando la persona rechaza la corrección y continúa pecando (mateo 18:16)
  9. Hazte estas preguntas antes de corregir a otro creyente:
  • ¿Es mi lugar corregir a esta persona? ¿Tengo una relación personal con él/ella? O ¿me estoy metiendo en la vida de otra persona? (1 Pedro 4:5; 1 Timoteo 5:13).
  • ¿He soportado este problema por mucho tiempo? ¿He tenido paciencia?
  • ¿Estoy reaccionando por orgullo, coraje, o algún otro motivo perverso?
  • ¿He orado por esta persona, pidiéndole al Señor que el haga la corrección?
  • ¿He ido a la cruz antes de corregir?
  • ¿Cómo desearía yo ser corregido si fuera yo quien necesita la corrección?

Si estas preguntas no las puedes responder con un SI, entonces no estas calificado para corregir a tu hermano o hermana.

  1. Debes estar consiente que tu mereces el mismo juicio que merece la persona a quien quieres corregir. El pecado de auto justificación es el resultado de considerar algunos algunos pecados (los de otros) como más serios que otros pecados (los tuyos).
  2. Si la cruz no te ha quebrantado, la Biblia puede ser un instrumento de muerte en tus manos.La letra mata, pero el Espíritu da vida”. Usar la Biblia en la carne es peligroso.
  3. Si corregir a tu hermano y hermana los lastima más que lo que te lastima a ti, es probable que no los estés corrigiendo en Cristo.
  4. Si no corriges a una persona en gentileza y completa humildad, es muy probable que tu caigas en la misma tentación o aun peor. (1 Corintios 10:12; Gálatas 6:1).
  5. En todo, sea pronto para oír todo el asunto, tardo para hablar, tardo para llegar a una conclusión, y lento para la ira (Santiago 1:19; Proverbios 18:13).

Estas son algunas lecciones que he aprendido a través de los años y confió que te ayuden.

¿Que cosas has aprendido qué te han ayudado en este tema de la corrección? 

Deja tus comentarios abajo. 

  • Tashamac1 dice:

    Todo está muy bien explicado y fundamentado en la palabra. Es bueno para instruir a todos los que forman parte del cuerpo de Cristo, y es muy importante dentro de la iglesia.

  • Orivera dice:

    Tremendo como el Señor me enseña atraves de este estudio de la corrección. Hay veses que vemos cosas que somos heridos y lo mejor es ir delante del Señor para que sane y sea el Señor que corrija a la persona, antes de ofender la persona, o aserla sentir mal. Me tocó el versiculo en Judas 1:16 gracias Pastor Tommy Moya

  • Alexis1521 dice:

    Este fue uno de los puntos que más recapturaron mi espíritu.

    8 – Cuando corrijas a alguien, ve a ellos en privado como Jesús enseno…

    ”entre tú y tu hermano(a)” (Mateo 18:15).

    Esto cumple lo que Jesús enseno en mateo 7:12,

    “Asi que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas”.

    Ir a otras personas que no sea la que necesita corrección es solo permitido cuando la persona rechaza la corrección y continúa pecando

    (mateo 18:16)

  • Yamila Sanchez dice:

    De forma particular fui corregida en mis inicios por utilizar algunas palabras que para mí no eran ofensivas pues son expresiones del argot popular cubano como es el «ño» de «¡ño qué tremendo!» que puede significar: ¡esto está tremendo!, nunca pensé que sería tan ofensivo, me dijeron que era una falta de respeto pues se considera una mala palabra ya que según la persona se deriva de «coño», al principio no sabía cómo conducirme a la hora de hablar con mis hermanos y ser yo misma por así decirlo, gracias a Dios esto no albergó en mí ninguna raíz de amargura o rechazo, a partir de ese momento le pedí al Señor en oración no ser piedra de tropiezo en algún hermano, al menos no con esta expresión, después comprendí que no se trataba de la expresión en sí sino de la persona que tenía en frente en aquel entonces, aprendí a escuchar con atención lo que me decían pero sobre todo fui aprendiendo a escuchar la voz del Señor a través de esa persona.

    En esta otra etapa de mi vida estoy aprendiendo a escuchar a mis hermanos así como lo hace el Señor conmigo, podemos cometer errores, pero considero que al Señor le interesa el hijo que está formando en cada uno y mostrar su amor a través de nosotros mismos cuando corregimos, en otras palabras, pienso de esta manera: la persona que tengo al frente porta la vida de Cristo así como yo, es mi hermano, si ha venido hasta mí es porque a través de mí en ese momento el Señor desea restaurarlo.

    Gracias Pastor Tommy, como siempre cada uno de sus escritos, ministrado a usted por el Señor trae luz y entendimiento al cuerpo de Cristo. Bendiciones

  • Mmmmm dice:

    Para mi 🤔🤔es un proceso No todos somos iguales Eso me enseño Dios una ves trate de hacerlo porque lo sentí necesario y hasta me pidieron consejo y luego que lo di me dijeron Tú No traes para esto dar un punto de vista y Yo 🤔🙃🙃 luego Pensé bueno al final No le creas a alguien cuando te diga .Dime si fallo en algo para cambiarlo porque es súper mentira 😄😄y pues es mejor tomar distancia y Dejar que Dios obre 👏👏 en cada uno .
    Diré algo muchas veces los “cristianos “ son más dramáticos en una observación que los que No se congregan Todo lo complican pero igual es un proceso 🙏🙏 individual es difícil encontrar personas maduras en Cristo pero hay que seguir caminando y seguir aprendiendo esto Creo que muy difícil cambiará
    Bendiciones pastor tommy 👏👏

  • Alberto Fabian Aguero dice:

    hola tommy, diferente a todo lo que nos han enseñado, es tremendo nuevas experiencia, saludos bendiciones

  • Paty dice:

    Gracias por esta herramienta poderosa.
    Bendecidos en Cristo

  • matiasjdf dice:

    maravilloso

  • Jonathan Penafiel dice:

    Esta enseñanza me a dado mucha direccion:
    Usualmente amigas y hermanos en Cristo me piden consejos y es interesante tener estos parametros para ser agente de restauracion…
    Gracias pastor tommy

  • Ivette dice:

    Con mis experiencias he aprendido que cuando veo algo fuera de lo normal, voy a la oración, y luego he visto, como Dios arregla todo sin tener que yo intervenir. Hace alrededor de tres años tuve una experiencia muy dolorosa que me enseñó a callar y a orar. En casos extremos para mí corregir con mansedumbre, es la mejor opción. La persona que va a ser corregida, podrá discernir si lo que vamos es a juzgarla o a demostrar el amor de Cristo. Porque ese amor cubrirá multitud de pecados! Saludos a la comunidad y a usted Pastor Tommy. Gracias por sus enseñanzas, bendecidos!

    • Tommy Moya dice:

      Excelente declaración – «La persona que va a ser corregida, podrá discernir si lo que vamos es a juzgarla o a demostrar el amor de Cristo» – aquí está la gran diferencia.

  • horta777 dice:

    Tremendo palabra de corrección

  • Luis-A dice:

    El punto número dos;
    -Solo porque ves las faltas de otra persona no te da el derecho de ir a ellos y corregirlos. La habilidad de ver las faltas de otros no es ningún don. Estar buscando faltas en otros es algo que la Palabra prohíbe (Judas 1:16).-

    De entre todos los puntos, este fue el que más me hizo recordar los tiempos de mi religiosidad, de la cual la gracia de Cristo me libertó.

    En aquellos días yo pensaba que tenía buen discernimiento pues veía tantas deficiencias en la conducta de muchos hermanos, y me creía muy espiritual. La verdad del asunto era que solo era como un buen dentista, el cual no podía apreciar la sonrisa de nadie ya que tenía que buscar el diente que había que arreglar.

    Pablo nos enseña cómo podemos corregir y aún defendernos con efectividad a la hora de tratar con algún asunto que necesite nuestra intervención, y dice;
    Yo Pablo os ruego por la mansedumbre y ternura de Cristo,…
    2 Corintios 10:1

  • >