La Raíz De Los Conflictos

detras del telon

Recuerdo que cuando recibí a Cristo, pensaba que los cristianos no tenían muchos conflictos entre ellos. Sin embargo, a la medida que iban pasando los años me di cuenta que mi análisis había sido una interpretación muy inocente de la realidad.

Santiago 3:16

Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.

Santiago 4:2

Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

Proverbios 13:10

Ciertamente la soberbia concebirá contienda;
Mas con los avisados está la sabiduría.

Mientras más tiempo pasaba notaba a los cristianos pelando los unos con los otros, incluso insultándose los unos a los otros.

En una ocasión en medio de uno de los servicios se levantó un hermano y pidió una parte (eran los tiempos donde había más partes que personas en los servicios) para nuestra sorpresa fue para levantar una acusación contra el pastor en pleno público.

Aquello desato una serie de conflictos, destrucción de relaciones, separaciones y eventualmente dividió a la congregación al punto que jamás se volvió a recuperar.

En aquel tiempo los medios sociales no existían así que todo se limitó a la congregación local y lo que algunos le decían a otros fuera de la congregación. Hoy no es así. El crecimiento de los medios sociales amplifica los conflictos y como se manejan.

No creo que pase un día sin leer (para los que le gusta eso) como un cristiano insulta, subestima, menosprecia con sarcasmos y aun desprecio a otros creyentes o a su propia congregación.

Sinceramente es triste. Creo que es una de las razones por las cuales nuestro mensaje no tiene validez para los del mundo.

¿Por qué quisiera una persona participar de algo similar? ¿Cuál es la razón de estos conflictos?

Es simple. LA CARNE. Usualmente disfrazada detrás retorica religiosa, versos Bíblicos y justificación humana.

Santiago rueda el telón y nos permite ver la raíz de los conflictos. En los textos que citamos arriba nos dice que las disputas, contiendas, y perturbación entre los creyentes, son el resultado de…

  • Celos y envidia – la persona que comienza el conflicto esta celoso/celosa de la persona con quien quiere contender.
  • Codicias – la persona que inicia el conflicto es ambiciosa, desea recibir reconocimiento, una posición, alabanza o algo parecido y no lo está recibiendo.

Tienen un deseo carnal que no han podido satisfacer. Se sienten subestimados u ofendidos, así que van al ataque, creando contiendas con otros creyentes.

El celo y la codicia tienen sus raíces en el orgullo – que no es otra cosa que un inflado sentido personal y carencia de amor por otros.

Esta es la lección detrás del telón, que donde quiera que veas a otros “cristianos” pelear con otros, allí está el orgullo, la envidia, los celos y las ambiciones obrando de alguna manera.

Nos ayude el Espíritu Santo para que cuidemos nuestros corazones y evitemos tales cosas.

El antídoto a esto lo provee Pablo:

Filipenses 2:3-8

Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;

no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

En otras palabras, tiene que ver con tener la mente de Cristo y abrazar la cruz en nuestra vida. Ninguna parece estar muy presente en el mundo cristiano.

Pero, gracias a Dios que él tiene hijos que tienen la mente de Cristo y viven por Su cruz. Y esa es una de las razones por la cual esta comunidad existe.

Cuáles son tus comentarios:

  • If413393 dice:

    ¡Wow! Golpe al corazón del ego. Una lección que hay que leerla otra vez ya que los versículos de fundamento desenmascaran asuntos del orgullo humano muy puntualmente. Pone a uno a evaluar la motivación personal y los “arranques emocionales”. Gracias por tan excelente lección.

  • gloriam444 dice:

    bendita palabra y revelación de Dios que nos hace ver el engaño PERO NOS DEJA cada ves mas EN CRISTO. gracias pastor tommy

  • Edna dice:

    Amén Hermano. Oro que cada día qué pasa yo aprenda mas de Jesucristo a dejar que El sea expresado en mi por medio del Espíritu Santo. Gracias .

  • Yelitzalucena dice:

    Orar para que cada día Cristo sea formado en nosotros y podamos caminar con madurez ante tantas situaciones que se presentan en el diario vivir ! Tomando en cuenta la complejidad del Ser humano, la resistencia a reconocer su mal proceder y a ser transformado

  • Alberto Fabian Aguero dice:

    amen esto es tremendo, no solo somos luz si no que lo zoe de Dios debe estar siempre en nuestra vida. abrazo tommy

  • Mmmmm dice:

    Amen tenemos que ser luz y no tinieblas 😌😌

  • sami65 dice:

    Amen pastor Tommy ,gracias por explicarnos lo que por años habíamos confundido ,entre mal espíritu y una obra de la carne. Bendiciones

  • aguila76 dice:

    Es más fácil decir que son espiritus, que asumir la responsabilidad que son obras de la carne. Gracias Pastor Tomy.

  • >