¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo?, “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”.

Este es uno de esos versos que deja perplejo a cualquiera, aun mas cuando lo lees en el contexto de lo próximo que dice Jesús en los versos 29-31.

¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre.

30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados.

31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

¿En qué quedamos, debemos temer o no temer? Esto confunde a cualquiera. ¿Esta Jesús enviando un doble mensaje? ¿Está tratando de usar el miedo como una estrategia de evangelización? Seguro que no, pero no hay duda que mateo 10:28 ha sido usado para sembrar temor y confusión entre aquellos a quien el Señor ama.

Este verso ha causado mucha ansiedad y conceptos como, “Yo sé que el Dios me ama, por causa de Jesús, pero debo me tengo que esforzar y hacer muchas cosas no sea que al final me destruya en el infierno.

En realidad, eso no es lo que Jesús está diciendo. ¿Qué quiso decir Jesús en este pasaje?

Si lees Mateo 10:28 fuera de contexto al final te sentirás inseguro(a) y ansioso. Pero, si los lees en el contexto terminaras afirmado y confiado en el amor infinito del Padre.

Los pasajes sobre “temed” están registrados en dos evangelios (1) Mateo 10:28 y (2) Lucas 12:5. En el relato de Mateo Jesús está a punto de enviar a los doce discípulos para demostrar el evangelio del reino. En el relato de Lucas Jesús acaba de reprender a los expertos de la ley por quitar la clave del conocimiento, una referencia a la ley que revela el pecado y nuestra necesidad de un salvador.

Así que el mismo discurso se registra dos veces, en Mateo y Lucas, y estos dos relatos son como un rompecabezas de dos piezas. Un rompecabezas de dos piezas es el rompecabezas más fácil que hay.

Este es el contexto: Los discípulos están a punto de ir a proclamar el evangelio y probablemente enfrentarán persecución de los líderes religiosos y los amantes de la ley. Esto es lo que Jesús dice para alentarlos.

  • Vayan y demuestren el reino sanando a los enfermos y expulsando demonios (Mateo 10: 7-8).
  • Pero tened cuidado de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía (Lucas 12: 1). Ellos tienen la clave del conocimiento, pero no lo han usado para ayudarse a sí mismos u a otros a entrar en el reino.
  • Puesto que vas a ser ovejas entre lobos, sean tan astutos como serpientes e inocentes como palomas (Mateo 10:16).
  • Deben que enfrentarán oposición. Incluso pueden ser perseguidos y torturados (Mateo 10:17)
  • Si estos hombres han perseguido a la cabeza de la casa (es decir, a mí) cuánto más perseguirán a los miembros de su casa (Mateo 10:25).
  • Pero no tengáis miedo de ellos porque llegará el día en que su hipocresía será expuesta (Mateo 10:26).
  • Ahh, ¿Quieres saber a quién temer? No son estos payasos los que solo pueden dañar sus cuerpos. Hay uno mucho más aterrador que estos que es capaz de destruir cuerpo y alma (Mateo 10:28).
  • A quien debes temer es a tu Padre que te ama y cuida de ti (Mateo 10:29).
  • Cuando encuentres la oposición de los hombres perversos, recuerda que Dios tu Padre es por ustedes y los vindicará. Así que no tengáis miedo (Mateo 10:31).
  • De hecho, ni siquiera se preocupen por lo que comerán y vestirán (Lucas 12:22). Cuando busquéis el reino, el Padre cuidará de todas sus necesidades (Lucas 12:31).
  • El que me confiese delante de los hombres, yo lo confesare delante de mi Padre. Pero aquellos que me nieguen los negaré delante mi Padre (Mateo 10: 32-33).
  • No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino (Lucas 12:32).

¿Ves cuán importante es leer las cosas en su contexto? Jesús no está amenazando a sus discípulos (ni a nadie) con el infierno. Él los anima. Una y otra vez cuando dice: «No tengas miedo.» Al principio, esto parece irreal.

¿Cómo no podemos temer teniendo en cuenta todos los problemas y la oposición que enfrentamos al predicar el evangelio? La solución, dice Jesús, es mirar a tu Padre. Él te reivindicará y te cuidará.

Jesús no nos está enviando un mensaje mezclado. No está diciendo que tenga miedo y no tenga miedo, porque no hay miedo en el amor. Más bien, está poniendo a la persecución en perspectiva.

Jesús vino a liberarnos de todo temor. Los discípulos entendieron esto, por lo que uno de ellos dijo más tarde:

1 Pedro 3:14-15

 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

Cuando reconoces a Cristo como el Señor, estás literalmente diciendo que Jesús es el poder y autoridad suprema. Él es el “kurios”, el gobernante supremo, y tiene la última palabra en cada asunto. Cuando el miedo viene, quizás a manera de oposición o de un informe del doctor negativo, éste es el tiempo de declarar a Cristo como señor. Este es el momento para hablarle a tus temores acerca de Aquel que está por encima de todo y a quien toda rodilla se inclinará y confesara que él es el Señor.

¿Tenerle miedo de Dios? No nosotros, no sus amados hijos. Pero aquellos enemigos de los que rechazan a Jesús y tratan de intimidar y amenazar a sus hijos, sí, un poco de temor del Señor les puede hacer mucho bien.

  • Yamila Sanchez dice:

    ¡Amén!

    Como siempre pastor Tommy, comunicando las buenas noticias del reino de Dios. «La solución, dice Jesús, es mirar a tu Padre. Él te reivindicará y te cuidará».

    Gracias.

  • Mmmmm dice:

    Amen,amen ,amen 😊😊🤗🤗

  • anaeli dice:

    Amen !! Maravilloso

  • Evy.Ibarra dice:

    WAo que hermoso, No debemos temer, sino confiar en Dios, él es nuestro Padre y un Padre ama y cuida…cuales sean las situaciones miremos al Señor, en su amor no hay temor.

  • >