¿Cómo Será Salvo Todo Israel?

Romanos 11:26

y luego todo Israel será salvo, como está escrito:
    Vendrá de Sion el Libertador,
    Que apartará de Jacob la impiedad.

Este es una de las preguntas más debatidas en los círculos escatológicos y la mayoría de los maestros y predicadores de los tiempos finales comienzan en Romanos 11:26.

Este texto es el que se utiliza para establecer que el futuro avivamiento del pueblo judío traerá a toda la nación de Israel a Cristo. Esta es la postura de los “futuristas”, aquellos que interpretan muchos pasajes de la escritura en un marco de referencia futuro. Especialmente el libro de Apocalipsis.

Independientemente si este pasaje significa eso o no, yo estoy de acuerdo con el deseo de ver a los judíos venir a Cristo, como también deseo ver a todas las naciones de la tierra reconocer a Cristo como el Salvador y Señor.

Considera como comienza el texto en Romanos 11:26, “y luego todo Israel será salvo”, Pablo está por cerrar un pensamiento que ha estado desarrollando desde el capítulo 9 al 11, pero en realidad se puede trazar a través de toda la carta a los Romanos.

En la carta a los Romanos, Pablo está demostrando que ya Dios no está enfocado en distinciones raciales. La nacionalidad no tenía ninguna consecuencia, sino que el factor distintivo y la marca del pueblo de Dios era la fe. Por lo tanto, Dios no muestra favoritismo.

Romanos 2:11

porque no hay acepción de personas para con Dios.

Según Pablo, una persona no es un judío en lo externo, como tampoco la circuncisión no es meramente externa o física. No, una persona Judía lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, por el Espiritu, no por un código escrito. La alabanza de esta persona no viene de otras personas, sino de Dios.

Romanos 2:28-29

Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne;

29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.

Pablo procede a establecer que Abraham no es el padre de solo los judíos, sino que es el padre de todos aquellos que caminan en la fe.

Romanos 4:16-17

Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros

17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen.

La postura más fuerte de Pablo se presenta al principio del capítulo 9.

Romanos 9:6-8

No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas,

ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia.

Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.

Hasta ahora Pablo ha establecido que:

  1. Dios no muestra preferencia por raza.
  2. Aquellos que son de la fe, no importa si son judíos o gentiles son los verdaderos descendientes de Abraham.
  3. Aquellos que son los descendientes de Abraham en lo natural (los judíos) no son considerados ser Israel automáticamente ante los ojos de Dios, solo aquellos que han creído en Jesús, como el Mesías son considerados Israel.

Pablo reafirma su argumento en Romanos 10:12,

Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;

Este es el contexto que Pablo establece para llevar al lector al resumen conclusivo de Romanos 11:26, “y luego todo Israel será salvo”…

¿Pablo, en que forma será salvo todo Israel?

La conclusión de Pablo es que Dios solo considera a los que han creído por la fe en Jesús, como el verdadero Israel. Por lo tanto, de esta manera, todo Israel será salvo.

En Efesios Pablo establece que Cristo quito la pared que nos separaba y convirtió a judíos y gentiles en un solo hombre nuevo. Esto es un hecho cumplido en el pasado, no una promesa para el futuro.

Efesios 2:14-22

 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,

15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,

16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

17 Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;

18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,

21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;

22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

 

Mis Apuntes
Oprime aquí para escribir tus notas...
  • Mmmmm dice:

    Interesante esto cambia todo lo que me enseñaron por años pero suena muy lógico 😌estamos aprendiendo 😊😊 bendiciones pastor si prédicas este tema te hechan de la congregación 😥 Dios guiandonos aleluya

  • Luis-A dice:

    Muy de acuerdo con usted Asmpastor, es la iglesia quien es el reloj profético si asi le podemos llamar.

    Pastor Moya, creo que en este artículo seria bueno tambien aclarar entonces el por qué Jesús en su conversación con la mujer samaritana dijo: «la salvación viene de los Judíos».

  • Asmpastor dice:

    Es algo muy interesante, pues cambia la perspectiva de Israel como «reloj profético». Ya que la Iglesia(Nacidos de Nuevo) conforma el verdadero Israel. Los judíos necesitan la misma salvación que los Alemanes, Chinos y demás naciones. Ahora es la Ekklesia el pueblo escogido por Dios, Real Sacerdocio, Nación Sant, pueblo adquirido por Dios(1 Pe. 2.9). Fuerte realidad!

  • >